Soneto: Réquiem a la justicia

Réquiem a la justicia

Tan lejos se desplaza la mirada
que alcanza las llanuras del pasado;
y el barco del futuro esta escorado,
cual gigantesco monstruo en la ensenada,

y mientras el robín al hierro horada,
la sal heridas cubre al ignorado.
Se sienta en el banquillo el acusado,
provocadora es su mirada airada.

Espera la justicia acongojada,
encima la tarima de la sala;
seguro va a ser ella ajusticiada

por bala que en la mar fuere oxidada,
y mientras el postrer suspiro exhala,
la sal ya va cubriendo su mirada.

el 11/4/12 J.LL.Folch
Llicència de Creative Commons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .