Versos ocultos tras las sombras

Versos ocultos tras las sombras

Hasta aquí no he venido a que me aplaudan,
ni tan solo esperar que se me escuche,
tan solo los nocturnos aleteos
de ese ciego animal de las cavernas;
el único capaz de alzar el vuelo,
tras la negra cortina de la noche,
sabrá de mis razones escondidas,
de los versos ocultos tras las sombras,
de las vergüenzas de otros miserables,
cobardes y traidores protegidos,
debajo ese uniforme permitido
que llena un asesino bendecido,
con el consentimiento del ignaro.
Mientras que desde cielo caen llantos,
victimas consentidas por si mismas,
cuyo verdugo ha sido escogido
de entre los miserables habituales
de siempre, bendecidos por la elite.
Los llantos que fecundan campos santos
de nieblas tan espesas como el cieno,
rodean cual ejércitos de espectros
la dimensión sagrada de la vida;
se burla con desprecio el arribista
personaje habitual en la partida,
a veces el bufón también órbita
los centros del poder y la mentira.
Entre la telaraña del abuso,
mil personajes son allá mostrados,
mas sonrientes están con su desgracia;
esas momias del voto atormentado,
llenan esos sarcófagos prestados,
como aquellos que habitan el averno
a expensas de su propio sacrificio.
Las calzadas irán llenas de flores,
en cuando el corpus del sagrado Cristo
llegue con el pactado calendario;
veremos luego como se engrandece
la fe, de los que sueñan sin saberlo,
bajo la luz de la luna prestada,
con el aval de las piadosas almas;
las mismas que su cuerpo han mal vendido
al ingente proyecto del futuro,
a la patria que niega el justo pan,
al decente he inocente ciudadano
que imagina correr entre alegrías;
mientras unas gárgolas le apresuran
a una lucha, sin tregua ni defensa,
a la triunfal vorágine, al éxito,
al festín sanguinario de ese poder,
y a la usura sin más del desgraciado;
también al antropófago nacional,
hijo de un liberal autorizado
y, al excremento absurdo del abuso;
ese ignorante voto desde el terror,
al cacique demócrata elegido,
bajo la sutil máscara piadosa.
Con una libertad de poca monta
que triunfa en el teatro de la vida;
así como en el cielo también triunfa,
el redentor de esa gran mentira,
el receptor de todas las desgracias,
con que se premia a tanto desdichado,
bajo la pena de la vida eterna;
¿es la vida terrena el vestíbulo
hacia una eternidad de sufrimiento?;
¿o será solamente ese espejismo
que cubre las penurias del desierto?;
sin duda que la obra es magistral
y, es perfecto también el escenario;
se mueven marionetas conformistas
a la espera que llegue el postrer acto;
de imaginaria y muy gran elocuencia,
aguardando al verdugo siempre fiel
que limpie las tijeras del delito.

el 22/8/12 J.LL.Folch
Licencia Creative Commons
Versos ocultos tras las sombras por J.LL.Folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2012/08/22/versos-ocultos…as-las-sombras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.