Gris

Gris

Quien me va a preguntar si la verdad existe,
si es real la sonrisa que he visto nacer,
si el suplicio se calma con el propio llanto.
La amargura que da una flor extraviada
se pierde entre los labios del deseo,
y su aroma se esparce entre la bruma,
que se extiende a los pies de aquel que sufre,
entre aquellas cenizas del dolor,
densas como el letal y gris mercurio
que reflejan los ojos del delirio;
abiertos cual las fauces del mezquino,
que espera del error del inocente
su alimento; que da vida a la muerte.
¿Qué respuesta se espera de aquel que aun vive?
en el erial del campo de batalla;
si la sonrisa que un día vi nacer
es mueca de dolor, de aquel que sufre;
si la flor extraviada tan solo es,
espejismo de algún otro universo.

el 4/11/12 J.LL.Folch
Licencia Creative Commons
Gris por J.LL.Folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2012/11/05/382.

2 pensamientos en “Gris

  1. Los versos se suceden sin tropiezos ni concesiones, diría que «implacables», en este magnífico poema dominado por la desolación. Parecen una confirmación de que el gris, el color de la niebla y de la ceniza, es también el color del hombre.
    Cordialmente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.