Soneto: La espera en el zaguán

La espera en el zaguán

No puede el menosprecio en el afán,
de quien sueña del suelo levantarse,
y espera de la afrenta al fin salvarse,
de aquellos que se rinden y se dan

al miedo que predica el charlatán;
que invita al que es cobarde a desplomarse,
y al que es creyente invita a santiguarse.
Mas habrá quien se espere en el zaguán,

sosegado ante el tiempo que transcurre,
sus actos sabe que le llevarán,
a un lugar donde lo real ocurre,

allí donde sus actos dejarán,
ejemplo de valor ante el que incurre,
en esconder el rostro ante el truhán.

16/5/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
La espera en el zaguán por https://jllopart.wordpress.com/2013/05/16/soneto se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/16/soneto.

Soneto: La duda razonable del evento

La duda razonable del evento

No esperes compasión del que te deja
hablar por el habar sin fundamento,
y aplaude tu discurso de momento
llevando tus palabras en bandeja

Quien sabe si la incógnita despeja
la duda razonable del evento,
y pierde la razón en el intento,
aquel que de lamer nunca mas ceja,

la mano mas adúltera de cientos
que escoje las manzanas más podridas.
El viento trae tan viejos alientos,

en un festín de locos homicidas,
se brinda por los malos sentimientos,
se niegan las palabras aplaudidas.

17/5/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
La duda razonable del evento por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/16/soneto-la-duda…ble-del-evento.

Soneto: La razón manda en ser prudente

La razón manda en ser prudente

Aquí no hay porvenir que bien florezca,
cuando se es de la usura pretendiente,
y espero que jamás este presente,
por atractivo que a alguien le parezca.

Quizá un día lejano me agradezca,
aquel que me juzgaba impertinente,
que es la razón que manda ser prudente,
por mas que el que es banal no lo merezca.

Se sabe que el que vive honradamente,
no necesita excusas para hacerlo,
y muestra en ello el ser inteligente,

que al no pedir no habrá que devolverlo.
Sabe que su futuro el insolvente
esclavo lo hará ser por mal venderlo.

14/5/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
La razón manda en ser prudente por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/14/soneto-la-razo…n-ser-prudente.

Soneto: Del ciprés

Del ciprés

La sombra era tan larga, aun el invierno
lucia sobre el asfalto gris, el hielo
reflejo era tal vez del falso cielo.
El frío abrasador llama de infierno,

guardaba aquel lugar, un puro averno,
la sombra delataba un triste velo;
del ciprés que se alzaba desde el suelo
subía al infinito hacia lo eterno.

¿De que servirá el alba y el lucero,
si aquel amanecer de fría muerte,
era el frío puñal de fino acero?

¿Trae el anochecer la peor suerte,
aquella que no quiere el que es certero,
amigo de la muerte el mensajero?

13/5/12 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
Del ciprés por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/13/soneto-del-cipres.

Soneto: el sabio y el cretino

El sabio y el cretino
(soneto con estrambote)

Quien de otros hallará gran desatino,
sabrá bien el porqué de lo ocurrido,
¿será pues que el temor habrá vencido
al enfrentarse a su propio destino?

Así pues todo aquel que presto vino
a ser de su pecado socorrido;
se confesó esperando de ello olvido,
mas delató el pecado el adivino.

El diablo lentamente abrió su capa,
y nos mostró el placer de lo divino.
Del obsceno deleite nadie escapa,

sabio fue todo aquel que así previno
que el diablo hasta el más fuerte él así atrapa;
y el corrupto de él prueba el dulce vino,

así pues el borracho más cretino,
como el sabio sabrá lo sucedido,
se abstendrán en beber vino servido.

6/5/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
El sabio y el cretino por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/06/soneto-el-sabio-y-el-cretino.

Soneto: El nombre

El nombre

Nada que se parezca a nada conocido,
ni un recuerdo fugaz ha llegado a la mente,
de todo aquello que fue algún día excelente.
Dicen voces lejanas que el cielo ha llovido,

allá en el horizonte aquel tiempo perdido.
Jamás estubo aquí el pasado y el presente
incluso el porvenir será del todo ausente.
para aquel más allá, si, un recuerdo al que ha sido

la presencia al que ahora estará en el olvido,
de aquel eco final de una voz ya perdida,
la postrera emoción en el postrer latido.

La huella que se fue tras la senda perdida,
ahora es solo un bulto bajo tierra hundido,
sobre un mármol el nombre de aquel que hubo sido.

5/3/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
El nombre por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/05/soneto-el-nombre.

Soneto: Vivencias

Vivencias

No vi esperanzas si áridos paisajes,
y el infinito en la arena el presente,
cual habita en la mar la fuerza ausente.
jamás sabrá el viajero los mensajes.

La desnudez no ha de llevar los trajes,
será el temblor el fruto del relente,
y la ignorancia el fruto de la mente.
¿Los favores serán los vasallajes?

aquellos que pagamos duramente,
compramos para nada los pasajes,
con los sudores agrios de la frente,

que viven en la mente del valiente,
alimentamos vagos personajes,
que habitan en lugar tan inclemente.

3/5/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
Vivencias por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/03/soneto-vivencias.

Soneto: Presente en la partida

Presente en la partida

¿Qué esclavitud somete al hombre en vida?
¿qué impedimentos halla aquel que pisa,
senderos ya trazados en la huida?
senderos son que la opresión precisa.

Entre el cielo y la tierra se divisa
un limite lejano que se olvida;
quizá es la libertad, es la premisa,
el lejano horizonte es pues la herida

aquella que en la tierra nos obliga;
a pagar de otros la injusticia habida,
y a rendirnos por miedo al que fustiga.

No importa si solo hay tique de ida,
desdeño quien con el temor se abriga,
quien gana está presente en la partida.

1/5/13 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
Presente en la partida por j.ll.folch se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2013/05/01/soneto-presente-en-la-partida.