450

450

Ya había llegado noviembre,
retorcía el frío los zarcillos,
de aquellas cepas expoliadas
de sus racimos de rubíes.

Y en mis manos los límites
del tiempo, la frontera helada
del invierno, palpaban mis dedos
como si el aire fuese
un muro de hielo insalvable.

Ya había llegado noviembre,
con las primeras advertencias
que cada año acostumbra.

28/10/16  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
450 por j.ll.folch se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2016/10/28/450.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s