473

473

Como el aire que huye
con la liviana niebla
poco queda de aquello;
que fue primero denso:
Una firme pisada,
el peso de una carta,
la sentencia de muerte,
o… aquel imán que atrajo
toda aquella sustancia
que aún no hubo oxidado.
¿Como puede pesar
el beso de la muerte?
cuando antes de ocurrir
ya nos va dando signos,
de que después de darse
todo se hace liviano,
como el aire y la niebla
que en el entorno flotan.

7/11/16  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
473 por j.ll.folch se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2016/11/07/473.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s