563

563

A caso te preguntas
como evitas,
del tiempo las arrugas
que en ti habitan;
bien puede suceder
que en ti concurran
todos aquellos excesos,
que de joven,
nos ensalzan el brillo
sin conciencia.
Y ahora que el óxido
es abundante,
te preguntas porque
no hay enmienda.
El tiempo que pasó
hoy ya no existe,
mientras vas susurrando
que ello no viste.

22/2/17  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s