Soneto: La cara

La cara

No puedo yo esperar, cuando te veo,
que te premien sin más por tu belleza,
tu rostro es para muchos el recreo,
en donde se refleja su torpeza.

No puedes ser la pieza del museo,
que muestra con su cara la grandeza;
cuando sin más fue solo un escarceo,
el maquillar tan mal a tu impureza.

Secretos… son el signo de firmeza,
de aquel que por ser digno se empareja,
con el que lleva dentro su nobleza.

La cara con el tiempo se hace vieja,
el alma con el tiempo es gentileza,
hacia el que siendo noble la corteja.

26/3/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s