Soneto: Vergüenza ajena

Vergüenza ajena

Quien sabe si podré de ti esconderme,
hiciste demasiado con cinismo,
no puedo ni a mi mismo responderme,
después de evidenciar tu despotismo.

Fue tan solo cuando iba a convencerme
de que sufrí un mal sueño, un espejismo,
no lo eran, y allí irías a exponerme,
cautivo, frente al borde del abismo.

No siempre la rutina nos confirma,
que aquello que es pactado se realiza,
que poco valdrá el gesto de una firma,
en cuando aquel papel se haga ceniza.

A veces ocultamos la vergüenza,
ajena, frente tanta Desvergüenza.

7/4/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

4 pensamientos en “Soneto: Vergüenza ajena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s