Soneto: Reticencias

Reticencias

Ahora que tu finges alegría
de aquello que te anula y te preocupa;
no sabes hasta donde, tu osadía
podrá llenar aquello que otro ocupa.

Tú sabes que es más larga la agonía,
cuando el defecto se halla bajo lupa,
que pierde todo el arte su armonía,
cuando la desazón el tedio agrupa.

Tú sabes que la obra no termina,
antes que este madura la panocha,
hasta que no lo acusa la retina.

Tú sabes que el ojal es el que abrocha,
que guarda tu secreto del que opina,
y priva del placer al que derrocha.

9/5/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

5 pensamientos en “Soneto: Reticencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s