Soneto: Una puntada

Una puntada

¿Qué bastará esperar de aquel favor,
que se nos brinda a cambio de dar nada?
la vida nos enseña que el honor,
se defiende jornada tras jornada.

A veces no se atiende aquel clamor,
que surge de la misma barricada,
es para quien gobierna un mal mayor,
al no escuchar sin más esa llamada.

El que pierde de la vida el sabor,
es quien deja su vida congelada,
y va borrando en todo su color.

Quien juega su partido allá en la grada,
no ha de esperar que se le de valor,
mas bien que le de un pie una puntada.

19/5/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s