Soneto: Todo queda escrito

Todo queda escrito

Si el aire que respiras se enrarece,
y el vino que tú bebes se te ha agriado,
no dudes en pensar que ya ha llegado,
el tiempo, ese final de quien fallece.

Cuando el cielo de negro te aparece,
y el día lo acompaña el desagrado,
no dudes, todo aquello que ha pasado
anuncia que el color desaparece.

Apura cuando puedas tus monedas,
que puedan ir llenando tus deseos…
las púrpuras del Sol, las finas sedas.

Despídete de todos tus recreos,
los sueños vagarán por las veredas,
tu historia ha de quedar en los museos.

10/7/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s