Tanka 192

Tanka 192

Para el estado
hay dos tipos de muertos;
según convenga:
El que el estado llora,
y el que el estado ignora.

31/8/17  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

Anuncios

Soneto: Mañana en el ocaso…

Mañana en el ocaso…

¿Qué tiempo dura solo la alegría?
¿Qué tiempo dura solo la belleza?
Tan solo bajo el sol hay la grandeza,
que fija de un momento la armonía.

Mañana saldrá el Sol, al que confía
que el tono del color da la nobleza,
que el oro que da el Sol es la riqueza,
de aquel que siempre el tiempo desafía.

La línea de la luz es poco gruesa,
el tiempo del espacio desconfía,
el oro que da el Sol que poco pesa.

Mañana en el ocaso la agonía,
pondrá su gran mantel de niebla espesa,
cubriendo donde el tiempo se perdía.

26/8/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: La horma

La horma

Admiro de tu estilo aquella forma,
que te hace más veloz y más conciso,
mas baja tu presión a quien no quiso
tener a su zapato allá en la horma

No puede prosperar quien se conforma,
en obtener sabor de cualquier guiso,
ni puede sublevarse el que indeciso,
su defecto en virtud jamás transforma.

A veces bastará solo un aviso,
para prever aquello inesperado,
aquello que se aclara en el inciso.

Jamás te podrás dar por enterado
al no observar detalle, el más preciso,
que explique con que dedo te han marcado.

23/8/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: La busqueda

La búsqueda

No busques compasión, donde no halles
espacios de pisadas de otros seres,
la tierra calcinada de las calles,
te evita descubrir lo que más quieres.

Descubre por ti mismo los detalles,
de allí donde se guardan los haberes,
aquellos que te avisan que no falles,
no temen que les claven alfileres.

Mañana pasará veloz el viento,
y dejará transidos los placeres,
que fueron de la vida el buen acento.

Mañana has de saber porque no eres,
la estrella que no está en el firmamento,
porqué te malvendiste tus poderes.

21/8/17 j.ll.folch