Soneto: El ojo avizor

El ojo avizor

No esperes mendigar aquellas sobras,
las que otros han dejado abandonadas,
más bien espera poco de las obras,
que se dieron al fin por terminadas.

Espera ver por fin si es que recobras,
aquellas joyas tuyas tan preciadas,
o si son las miradas de las cobras,
que hielan la señal de tus pisadas.

Son siempre las mentiras desalmadas,
de aquel que las esconde en “florecillas”,
sabiendo que serán consideradas.

A veces las verdades son sencillas,
y a veces nos parecen complicadas,
si van con las mentiras a hurtadillas.

18/9/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Un pensamiento en “Soneto: El ojo avizor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .