Soneto: Doble cara

Doble cara

Que importa si uno piensa, y no ejecuta
aquello por lo cual otros lo lloran,
aquello por lo cual los que lo añoran,
no saben cuando sube la minuta.

Secreto es el deseo sin disputa,
de los sueños aquellos que no afloran,
de tantos invitados que atesoran,
la magia del poder cuando transmutan.

«Volverán las oscuras golondrinas,
en tu balcón sus nidos a colgar»
serán de tus esfuerzos las propinas.

Mañana volverán a cabalgar,
jinetes de la muerte y sus inquinas,
sobre los que dejaron ya de andar.

30/10/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.