Soneto: Agónica ardiente brasa (versos de desamor)

Agónica ardiente brasa (versos de desamor)

¿Qué puedes ocultar? ¿Qué esta escondido?
tras esa tu sonrisa que perturba,
no puede ser que encuentres tan absurda,
toda aquella atención que no has tenido.

No soy ni mucho menos un vendido,
ni solo una presencia que te turba,
yo se que con tu mano, que es la zurda,
hasta la ardiente brasa tú has cogido.

Yo no diré de ti que eres hermosa,
ni he de afirmar tan solo que eres fea,
solo eres del montón y no otra cosa.

Yo no hablare de ti por mas que vea,
esa sonrisa gris mas bien «casposa»
que enfría todo aquel que te desea.

15/5/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Trayecto

Trayecto

Que suerte tienes el que sea cierto
que te mimen, aquellos que en esencia
alimentan las notas de un concierto,
dando vida a las sombras de la ausencia.

Que más puedes pedir, se siempre abierto,
y alcanza del poder esa vivencia,
que transporta la vida hacia buen puerto,
donde amarra a su fin toda experiencia.

Has de saber hallar, solo, ese acierto
que engendre, y que florezcan con urgencia
las rosas descuidadas del desierto.

Has de poder dejar en evidencia,
a los que han olvidado al descubierto,
la ingrata soledad de la paciencia.

15/5/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Desnudando la margarita (versos de desamor)

Desnudando la margarita (versos de desamor)

Desnuda margarita es esa hora,
en que sabes quien tiene la excelencia…
el que guarda en su mano, porque implora,
la suerte de tener grata vivencia.

Desnuda margarita di quien llora,
si es aquel que te arranca con violencia
tus pétalos, rocíos de la aurora,
¿o puede ser quien niega tu evidencia?

No siempre se ha de hallar la complacencia,
de todo, el que aparenta ser más dulce,
y lleva en su formato la indolencia,
que da un sabor al labio algo agridulce.

No siempre habrá de ser la vehemencia,
que tape del mal tiempo su inclemencia.

14/5/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.