Soneto: Paradoja

Paradojas

Que corta es la distancia, aunque parezca
que aquello más lejano nadie alcanza,
que estúpida es la punta de la lanza,
hiriendo la esperanza antes que crezca.

No dudes del honor de quien te ofrezca:
Pesar sin ajustar bien la balanza,
buscar en que lugar no hay desconfianza,
y al trueno pretender que se enmudezca.

Procura protegerte del recuerdo,
observarás que el tiempo deja huella,
haciendo interesante cualquier lerdo,

No dudes que la espada tenga mella,
ni que descuide el norte cualquier cuerdo,
no siempre lucirá tu buena estrella.

11/1/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Anuncios

7 pensamientos en “Soneto: Paradoja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s