Soneto: Algunos que pudiendo no han de ser

Algunos que pudiendo no han de ser

Ni el cielo ni la tierra han de saber,
todo aquello que el tiempo te ha guardado,
la flor que nunca muere, y ha marcado
aquello que quedó por conocer.

El día del postrer amanecer,
veremos todo aquello más sagrado
caer al precipicio, y el estado
de algunos que pudiendo no han de ser.

Observa como el verde que da el prado,
muy lento borra ya el atardecer,
también el surco abierto del arado.

Observa tal cual antes de ceder
aquello que a buen precio fue comprado;
hoy ello vale más por el perder.

30/3/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.