Soneto: El liberado

El liberado

No puede suceder que del fracaso,
resurjan esplendores de victoria,
el giro es el dominio de la noria,
la noche es plenitud del pleno ocaso.

El que de un solo sorbo vació el vaso,
también puede abrevar a su memoria,
por más que no domine la oratoria,
difícil le será ser de ella escaso.

No pienses que el dormir a cielo raso
muestra es de libertad, y de alegría,
no es más del liberado el primer paso.

No esperes más de aquel que en ti veía,
la risa trabajada del payaso,
que sepa que soñaba y no vivía.

22/4/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Un pensamiento en “Soneto: El liberado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.