Soneto: Perplejo

Perplejo

A tanta necedad suspiro y callo,
pues tanta “inteligencia” es prepotencia,
el más santo termina su paciencia,
y del inculto el sabio es el vasallo.

Aquí, en este refugio en que me hallo
espero protegerme, de la influencia,
de todo el que rebate la evidencia,
sin distinguir si es raíz o es tallo.

A tanta desmesura mi sorpresa,
y a tanta desvergüenza diligencia,
no fíes sin ver cartas en la mesa.

No esperes del que medra en la indolencia,
que triunfe pues ya a nadie él embelesa,
después de malvender su inteligencia,

16/10/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.