Soneto: El elegido

El elegido

Esfuérzate en tenerlo bien presente,
el precio que pagar por haber sido.
Date por satisfecho, he inmerecido
el premio por no haber estado ausente.

Mas piensa que es del todo consecuente,
aquel que ante el temor de ser vendido
se fue volatizando, se hizo olvido,
renunció a la certeza en si evidente.

Plantéate s i ha sido inmerecido,
ser el chivo expiatorio de un fracaso,
pagar la cuenta de otro que ha bebido.

Y ahora te pregunto, por si acaso,
si te merece ser el elegido,
que pronto irá borrándose en su ocaso.

31/10/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .