Soneto: Loable

Loable

No busques lo loable, pues no existe
lugar alguno donde ello aparece,
pero busca el lugar en donde crece,
el torbellino aquel que tu viviste.

El carácter que es fuerte bien resiste,
la tempestad que arrecia y no decrece,
sobre de el ve la araña que se mece
y se pregunta cuando el toro enviste.

De las pútridas aguas son las miasmas,
que afloran desde el más profundo abismo,
efluvios de los flacos tales asmas.

Loable es el encuentro de uno mismo,
la lucha contra sus propios fantasmas,
dejarse de tapujos y cinismo.

19/2/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

1908

1908

He dejado mi libreta abierta,
y la pluma por quien la quiera usar,
por si acaso un tintero vacío,
por si se animase alguien a frotar,
hay un genio en su interior dormido,
que no quiero tener que molestar.
He dejado mi libreta abierta,
y una página en blanco en que soñar.

28/2/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Allí, entre lo inútil

Allí, entre lo inútil

Allí donde termina todo empieza,
el giro de la noria o la ruleta,
el giro de ir girando en la pobreza,
el fondo sin final en la maleta.

Allí por donde habita la rareza,
Allí en lo más profundo de una grieta,
Allí donde se entierra la franqueza,
Allí donde el mal viste de etiqueta.

Se sabe donde habita la sorpresa
si el plato está vacío, y la corteza
del pan son las migajas de la mesa.

Que inútil el ateo cuando reza,
que inútil es pesar lo que no pesa,
la muerte robó al alma su riqueza.

19/2/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.