Soneto: La llegada

La llegada

Difícil es negar lo que no eres,
difícil es tener lo que no vistes,
y sin embargo tú que bien resistes,
por más que no hayas hecho los deberes.

No todo es poder, y tu es lo que quieres,
no todo está en tu haber por más que insistes.
Son esos días grises que no existes,
o esos días más negros sin placeres.

La vida nos enseña en que momento
se debe aparentar, como si nada
dejamos nuestra vida abandonada.

Como si fuera mudo todo el llanto,
que muestra ese dolor a la llegada,
cuando la vida misma se degrada.

4/2/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .