Soneto: Se bien de quien es hijo el mencionado

Se bien de quien es hijo el mencionado

Un señor por la iglesia consagrado,
un sabedor del todo en si ilustrado,
un holgazán que al vicio se ha entregado,
se bien de quien es hijo el mencionado.

No he de decir su nombre, que es sagrado,
mas conocéis de largo al nominado,
traje y corona del rey lo heredado,
por mas señas de innobles halagado.

Digno será de ver su propio ocaso,
su azote notará quien le es ingrato
su mezquindad atada va a su paso

Norma real, su emblema el desacato,
de su existencia ignora su fracaso
siete vidas tiene él igual que un gato.

26/7/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

3468

3468

Anotaré en mi bloc,
esas frases sueltas
que esconden verdades,
esas frases sueltas,
que al anochecer
se van deslizando
entre las sabanas,
de la memoria, y luego…
los sueños,
esa escaramuza
de la guerra fría,
de nuestro entendimiento.

26/7/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Mercenario

Mercenario

Yo no soy más que un pobre mercenario,
que a saldo vende su vida y fortuna,
mi tesoro que alumbra luz de luna,
tan solo son las sombras de un armario.

Me guardo al no vivir yo de tu erario,
es norma no tener sospecha alguna,
de lo que es no tener ni una laguna,
ni perder ni una cuenta del rosario.

Solo busco que te sea agradable
la presencia que mi sombra acompaña,
mi figura, deseo ser amable.

Busco sin más no ser la cosa extraña,
ser la cola de mi sombra inestable,
soy mercenario y vendo hasta mi entraña.

26/7/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Primer intento

Primer intento

No vengo ni me voy, pues no pretendo
ser causa de algún que otro descontento,
mejor ser el que causa aburrimiento,
que salir por las bravas y corriendo.

Solo se todo aquello que yo entiendo,
que el hombre quiere ser rey del evento,
le bastará fallar en ese intento,
para dudar porqué sigue viviendo.

No logro desde aquí ver horizonte,
no escucho desde aquí ni una palabra,
vetada es la conquista de algún monte

No logro ver el rostro del que labra,
ni la corriente adversa hay quien remonte,
ni una llave hay que alguna puerta abra.

25/7/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.