Soneto: Mercenario

Mercenario

Yo no soy más que un pobre mercenario,
que a saldo vende su vida y fortuna,
mi tesoro que alumbra luz de luna,
tan solo son las sombras de un armario.

Me guardo al no vivir yo de tu erario,
es norma no tener sospecha alguna,
de lo que es no tener ni una laguna,
ni perder ni una cuenta del rosario.

Solo busco que te sea agradable
la presencia que mi sombra acompaña,
mi figura, deseo ser amable.

Busco sin más no ser la cosa extraña,
ser la cola de mi sombra inestable,
soy mercenario y vendo hasta mi entraña.

26/7/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .