Soneto: El virus huérfano

El virus huérfano

Me escondo del pasado y del presente,
y de mi porvenir me despreocupo,
es tan poco el espacio que yo ocupo,
que estoy y por estar estoy ausente.

Mañana podrá ser que de repente
no encuentre aquí un lugar, pues lleno el cupo
me quede por vagar, fuera del grupo,
me quede por llorar, por accidente.

Yo se que soy del todo innecesario,
me gusta y no me asusta ese incidente,
mi cuenta es la que sobra del rosario.

Mas se que soy la muestra persistente
expuesta a la sazón, fuera de horario,
que surge de la nada, de repente.

20/8/16 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Dinastías

Dinastías

Hay coronas que solo son sobonas,
hay estados conforme a desagrados,
hay villanos a dioses elevados,
hay marquesas que suelen ser ladronas,

y estadistas que estafan a personas,
hay banqueros que juegan a los dados,
y monarcas, los más desaguisados,
como hay jueces proclives a encerronas,

hay abundancia de ello en nuestros días,
lo demás es tan solo una entelequia,
estas son del poder sus osadías.

Es así que la vida solo obsequia,
unicamente a ciertas dinastías,
los demás somos agua de su acequia.

15/8/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Ida a menos

Ida a menos

Del paladar la máxima alegría,
del paladar la máxima incerteza,
de este modo acostumbra la rareza,
a dar sustos, a fe no es cosa mía.

Del bolsillo se va la economía,
en la cartera se hunde la nobleza,
es del todo quien pierde su grandeza,
gran riqueza su mísera agonía.

La frustración, solo es en gran medida
de quien perdió tan solo su riqueza,
y ahora anda perdido en la bebida.

Si ayer alguno exento de pobreza,
sufre ahora miseria desmedida,
tome nota, no pierda la cabeza.

9/8/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Marrano

Marrano

De testigo a Dios pongo de unos hechos
que a mayor pena cuento en estos versos,
hay jueces tan villanos y perversos,
que han puesto en garantía a los desechos.

No tiene el ciudadano ya derechos,
no tienen las monedas ya reversos,
hay efijes de ladrones diversos,
que sus bufones miran satisfechos.

Que triste el devenir del ser humano,
que triste es esa humana condición,
no sirve sellar trato con la mano.

La pompa y el jabón son la expiación,
para poder limpiar cualquier marrano,
que lleve una corona en su blasón.

4/5/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

1847

1847

Que poco se de ti,
te encontré una mañana
gris y fría junto a la escarcha,
en la ribera de un río moribundo,
como la vena que va secándose,
mientras que el desamparo
va desnudando los corazones,
ahora el miedo es tan real
que siento como me toca.

12/8/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.