Soneto: Sumisión

Sumisión

Hay tanta tiranía en los deseos,
y tanta voluntad mal gestionada,
que a veces me pregunto si no hay nada,
que vaya aun más allá de escarceos.

Se sabe que también suelen ser feos,
los preciados caprichos de jornada,
que abonan a cada hora, como nada,
el huerto de los propios chismorreos.

Hay tanta hipocresía de entremedio,
que casi en nada queda aquel que pinta,
la cúpula sin par de la Sixtina.

Sabemos aun muy poco del remedio,
que borre los manchones de la tinta,
y queme aquel pincel que en nada afina.

12/9/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .