Soneto: Invidentes

El perdón de las ofensas corresponde al ofendido,
pero el que hace el mal no perdona nunca
John Dryden

Invidentes (versos de musa)

Ya se que no te amargas ni te ofendes,
si va mi pleitesía hacia otras musas,
me sirven mas bien poco las excusas,
pues tú de mi saber poco pretendes.

No servirá de nada si no entiendes
que eran nuestras ideas mas confusas,
ambiciones escasas i difusas,
por más que pese el tiempo no comprendes.

No entiendo yo a saber que a mi te enfrentes,
que aquello que pasó fue un vano intento,
entre dos que hemos sido indiferentes.

Mas siempre quedará solo el aliento,
suspiros de dos almas invidentes,
forjadas con el fuego y sentimiento.

19/4/21 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .