Soneto: Llama de cera

Llama de cera

Del fondo del salón surge una sombra,
y un poco más allá la fe baldía,
se conoce quien es, y nadie nombra,
palidece la luz, termina el día.

Hay pasos que enmudecen en la alfombra,
y risas que se apagan, desafía
un silencio también que a nadie asombra,
su presencia sin fin ni su valía.

Con la calma total lo demás sobra
no vale dignidad, ni tan siquiera
la más perfecta y más justa maniobra.

Al fondo del salón todo recobra
sentido y proporción, llama de cera
que en pleno atardecer entra en zozobra.

16/1/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.