6598 Fragmento

6598
Me fui quedando atrás, como encantado,
me fui quedando ciego, fue un mal trago
ver temblar al espejo, agua del lago
saberme sin su luz, no haber soñado.

210110 Mi tiniebla
28/2/22 j.ll.,folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Señales

Señales

Acaso no percibes el desprecio,
a los que incitan a la algarabía,
no dudes ni un segundo cuando ríe
la muerte, al ofertar un bajo precio.

Podrás ver sin querer a mas de un necio,
no dudes de lo visto, en mi confía
que juntos notaremos que se enfría
la sangre de las venas. No es ser necio

pensar que la existencia se termina,
que al final solo es muestra la agonía,
de ver como se acerca la ruína.

Admite como yo que la presencia
del silencio jamás es tontería;
pues solo es esa sombra de una ausencia.

27/2/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

6597 Fragmento

6597
No sabes más ni menos, y no puedes
tener en vilo siempre tu memoria,
recorre el tiempo y busca entre la historia,
el que escribió su verso en las paredes.

200520 Dime poeta
27/2/22 j.ll.,folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Que poco se de ti (versos de musa)

Que poco se de ti (versos de musa)

Que poco se de ti, mas sin embargo
tú vienes hacia mi con tu sonrisa,
y espero que me llegue de la brisa
aromas de la flor tras del letargo.

Espero la ambrosía, un sorbo largo,
un brindis de ese afecto, que sin prisa
me embelesa de ti musa insumisa,
que aleja de mi vida el trago amargo.

Creer en ti sin mas, está es la prueba
la que hace que en el cielo cada estrella,
renueve su esplendor de una luz nueva.

El tiempo al transcurrir nos deja huella,
y al pasar sin embargo siempre lleva,
en su brisa el olor de una flor bella.

26/2/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Al puerto de la «paz»

Al puerto de la «paz»

Al puerto de la «paz» llegan banderas,
y al hoyo del bancal nieblas espesas,
y en el pantanal viejas calaveras
recuerdos del ayer, que hoy son sorpresa.

Al puerto de la «paz» llegan pateras,
tu nombre no esta allá, mas no regresas,
tu sueño naufragó con tus quimeras,
la puerta al más allá, se te abre entera.

Tablero de ajedrez, donde las piezas
no las mueve el azar, si tú supieras
quien finiquitará lo que hoy empiezas.

Las brumas del azar no son ligeras,
sin rumbo, allí estarás con tus flaquezas,
marinero sin mar hasta que mueras.

25/2/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional