Soneto: Mi verdad

Mi verdad

Me impide la verdad tener amigos,
me impide la metida ese otro tanto,
son muchos unas veces los testigos,
que sepan el porqué se da mi llanto.

Son muchos, siempre muchos los mendigos,
y pocos son aquellos, que entre tanto
disfrutan del glamour de sus abrigos,
que el frío les perdona por su encanto.

No es fácil mantener en blanco a un lirio,
y cerrar lo es aun más, a cal y canto,
la puerta irreversible del delirio.

Es muy fácil pasar por ser un santo,
si al retablo lo alumbra un triste cirio,
que su llama tirita con espanto.

12/9/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

3496 Mis versos satánicos

3496
Mis versos satánicos

¿Y entretanto?
Las excusas,
los silencios interminables,
las palabras calladas
que se escapan,
los besos imperdonables, y…
también los versos, al igual…
que los recuerdos que se van borrando;
mañana, mañana
serán los ecos, y…
“el perdón de los pecados, armen”,
mas luego vendrán las estrellas,
a buscarnos,
las luciérnagas por San Juan,
marcarán el camino
hacia una ilusión perdida,
hacia el hastío, el abandono
de los dioses, la circuncisión
en la memoria del ayer,
y el descuido del presente.
Mañana como hoy
el pasado será ausencia.
¿Para que es la bendición
inmerecida del olvido?
¿Será para evitar el dolor
de ese presente, o de un futuro
a corto plazo,
hasta que suenen las campanas
de despedida?

19/9/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Sumisión

Sumisión

Hay tanta tiranía en los deseos,
y tanta voluntad mal gestionada,
que a veces me pregunto si no hay nada,
que vaya aun más allá de escarceos.

Se sabe que también suelen ser feos,
los preciados caprichos de jornada,
que abonan a cada hora, como nada,
el huerto de los propios chismorreos.

Hay tanta hipocresía de entremedio,
que casi en nada queda aquel que pinta,
la cúpula sin par de la Sixtina.

Sabemos aun muy poco del remedio,
que borre los manchones de la tinta,
y queme aquel pincel que en nada afina.

12/9/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Agua fría

Agua fría

¿Qué espacio ocupa aquello que no existe?
¿Que brevedad nos hace ser más sabios?
¿Cuanta verdad se escapa por el labio?
¿Cuanta mentida de verdad se viste?

Somos aquello que a veces reviste,
la desnudez de lo propios agravios;
ese penar por los propios resabios,
la pesadez de lo que nunca fuiste.

Basta saber que aquello que se dice,
va más allá de aquello que se escucha,
que por azar acierta el que predice.

Se ha de romper sin más la propia hucha,
se ha de esperar que el frío se deslice,
sobre la piel con agua de la ducha.

11/9/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.