Soneto: Quien no aprovecha la vida…

Quien no aprovecha la vida…

Ha prescrito la concordia,
como también tantos ruidos,
me despido del que incordia,
y del que da los cumplidos.

faltando ya la discordia,
y los aplausos debidos;
queda la misericordia
para los muertos habidos.

Quien no aprovecha la vida,
y se pierde en laberintos,
no encontrará la salida.

Es mejor que los instintos
nos salven de la mentida,
y nos libren de precintos.

20/5/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: A veces… (sermón moral)

A veces… (sermón moral)

A veces la razón la desoímos,
rendidos al deseo irrefrenable
miramos a lo lejos, donde huimos
con esa condición de lo insaciable.

A veces las certezas omitimos,
y vamos de cabeza a lo impensable,
saber ese porqué nos pervertimos
notamos que en si no es lo miserable

Corremos tras lo absurdo, lo improbable,
amamos todo aquello que no es nuestro,
creemos alcanzar lo inalcanzable.

Tan solo somos parte de un secuestro
de nuestra integridad más responsable;
a veces la razón sufre un siniestro.

19/5/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: La brevedad

La brevedad

La brevedad insignia del intento,
la necedad bandera del presente,
la gloria y más presencia de lo ausente,
y un poco más que no sea un lamento.

Una veleta gira con el viento,
una figura del todo obediente,
¿Como sabrá si es que algo es muy urgente,
el que navega siempre a barlovento?

Quien sabe más no sabe casi nada,
quien sabe menos se va, y mientras pasa
se oye un rumor, quizás una llamada.

Todos sabrán que hay fuego, allá en la brasa,
¿Mas quien sabrá lo breve que es la nada?
lo que no es, ni se quema, ni se pasa.

18/5/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional