Soneto: (Auto engaño) Creyéndose…

(Auto engaño) Creyéndose…

Creyéndose ser sabio hay quien se engaña,
y hay otros que por serlo no lo cuentan,
ideas desdeñadas no solventan,
aquello que a otros muchos más extraña.

No teje por tejer solo la araña,
ni viven por vivir los que alimentan,
banales ideales que se inventan,
por cuando creen que ello no les daña.

No creas que es tan solo la mentira,
que todo lo fallido le acompaña,
también suele ahondar en quien delira.

No creas que mentir sea una hazaña,
pues siempre existirá solo el que mira ,
por descubrir en otros la patraña.

12/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Anuncios

Soneto: Murmullos atrapados en paredes

Murmullos atrapados en paredes

Difícil alcanzar lo que no puedes,
tener como otras veces tú tenías,
un cúmulo de ingentes alegrías,
que ahora al no tener a otros concedes.

Tan fácil es caer entre las redes,
de aquellos que repiten letanías
tan largas, como largas agonías,
murmullos atrapados en paredes.

Tan blancas y tan gélidas las sienes
de aquel que en las purpúreas frías nieves
dejó de alardear de falsos bienes.

Está llena la vida de relieves;
de pugnas increíbles y desdenes,
de falsas ilusiones siempre breves.

11/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Aquel que no se sabe conducir

Aquel que no se sabe conducir

Promesas son promesas solamente,
aquellas que se dicen por decir,
no hace más la brisa que seguir
allí donde le manda la corriente.

Sin dudar, es tan solo aquel que miente
aquel que no se sabe conducir;
ni sabe en lo que puede transigir,
esclavo es solamente del ambiente.

¿Germinará en su ocaso la simiente?
¿Deslumbrará ese sol frente al espejo?
a veces no es real lo de la mente.

Mañana se verá solo un reflejo,
es pura realidad solo el presente,
mañana al fin será tu tiempo viejo.

8/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Caído

Caído

Podrás coger estrellas que se apagan,
y suspirar al ver nacer los días,
mas nunca gozarás de garantías,
al no tener a los que no te halagan.

Alcanzarás aquellos que se embriagan,
entre sombras de largas agonías,
y buscarás perdidas alegrías,
en los bolsillos de los que no pagan.

Mañana alcanzarás solo la nada,
descubrirás que allí no está la gloria,
ni se abrirá cualquier nueva jornada.

¿Qué servirá del libro de tu historia,
cuando no atienda nadie a tu llamada?
serás tan solo un punto de memoria.

7/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Carencias

Carencias

No existe la opulencia donde existe,
la avarienta sequía en abundancia,
pues siempre la desgracia es circunstancia,
que intenta socavar al que resiste.

No olvides nunca el traje que no viste,
jamás dará mesura de elegancia,
a veces no merece la importancia,
traer a colación al que no insiste.

Por más que llueva mucho, sin sembrado
no hemos de confiar que allí progresen,
promesas y esperanzas que se han dado.

No esperes mucho más que algo más pesen,
razones que se dan por descontado,
cuando son las ideas que fallecen.

6/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Mañana…

Mañana…

Más trémula es la voz del que se sabe
espada perdedora en la batalla;
no siempre se consigue dar la talla,
¿Nos ha de sorprender que todo acabe?

Mañana se podrá dar con la clave,
del agujero exacto de la malla,
no dejará pasar quien siempre falla,
quien pone en cerradura cualquier llave.

Mañana se verá que la paciencia,
termina por rendirse fatigada,
después de proteger a la inocencia.

Mañana se verá cuan mancillada,
terminará al final toda evidencia,
de quien sordo se vuelve a la llamada.

2/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: A las sombras del desván

A las sombras del desván

Sesgada es esa línea del destino,
recortando el perfil, en donde están
las cumbres elevadas, que nos dan
ese toque irreal de lo divino.

No se como decirle el que a mi vino,
si pasarán los días que vendrán,
más se que aquellas sombras del desván,
sabrán reconocer quien es vecino.

No se como apartar el desatino,
que llena algunas bocas al hablar
dejando al no beber agriarse el vino.

Encuentra si es a veces el azar,
aquel que juega mudo al propio sino,
y dile si una estrella hará brillar.

2/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.