Soneto: Tu error

Tu error

Fuiste a venderte el tiempo sin saberlo,
a la evidencia abstracta de la nada,
al canto de sirena, a su llamada,
ante ese poder ser y jamás serlo.

¿Quién puede que su error al conocerlo
resista al vendaval, a su andanada,
y en aparente paz, cada jornada,
pueda en su mundo interno sostenerlo?

Ahora que tú sabes que no hay nada,
oculto tras tu espejo el cual refleja
al eco que responde a tu llamada.

Ahora que la duda se despeja,
que la mentira queda arrinconada,
sabrás de la verdad porque se queja.

22/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Deudas

Deudas

Las deudas que tú tienes jamás pagas,
son deudas que da el juego del azar,
mañana no tendrás con que soñar,
ni solo comprender porque divagas.

A veces solo son causa de llagas,
las cosas que has dejado de explicar,
y expías tu dolor, ante el altar,
con tus plegarias fáciles y vagas.

Jamás vas a poder, con lo que ganas,
tener una alegría que contar,
ni solo mantener tus flores sanas.

Tú nunca has de poder alimentar
las flores del jardín, verlas ufanas…
pues solo regarás con tu llorar.

20/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Límites

Límites

No esperes que te busquen, cuando vayas
a recoger el tiempo que perdiste,
veras en las más altas atalayas
volar el tiempo, que un día tuviste.

Vigila con el lápiz si subrayas,
en el papel, palabras que no viste,
la línea de la costa esta en las playas,
el límite del agua se resiste.

Mas todo tiene un tiempo verdadero,
un límite sin más que nos gobierna,
una estación final, un varadero.

No esperes que la vida sea eterna,
la línea aun que de agua es cual acero,
la vida lo parece, mas no es tierna.

19/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: La vida esta hecha de retazos

La vida esta hecha de retazos

No esperes de tu tiempo un solo paso,
que sea un retroceso consentido,
la vida no repara ni un fracaso,
ni ha de borrar llorando lo vivido.

La vida tan solo es un bien escaso,
que fluye cual torrente enloquecido,
camino que derecho va al ocaso,
de muchos, no por todos merecido.

El tiempo esta firmado con zarpazos,
de trozos de retales mal cortados,
de golpes de dolor, de latigazos.

Mas tú que habitarás con los alados,
recoge sin que falte ni un pedazo…
los trozos de existencia abandonados.

18/7/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: A veces es mejor ser un esclavo

A veces es mejor ser un esclavo

A veces es mejor ser un esclavo,
que no un liberto puesto a conveniencia.
A veces es mejor sacar un clavo,
que no experimentar la otra vivencia.

A veces el desprecio, el menoscabo,
demuestra del verdugo su impotencia,
de lo que llevará sin duda a cabo,
cumplir, por mas que injusta es la sentencia.

Tan solo habrá de ser toda evidencia,
que ponga cada cosa en su lugar,
allí donde se encuentra la conciencia.

A veces bastará solo llamar,
allí, donde pervive la indulgencia,
allí, donde no hay nada que amañar.

18/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: No puedes tú… aun que sabes

No puedes tú… aun que sabes

No puedes definir el desespero,
que surge de repente y por sorpresa,
ni puedes tú saber porque tu fuero,
se pierde cual el hambre lo hace en mesa.

No puedes tú saber porque el acero
se vuelve dúctil, cuando lo hace presa
el fuego de la fragua del herrero,
y a golpes en la forja se confiesa.

Tú sabes que tan solo es la dureza,
en cada cual firmeza muy distinta,
según sea en cada uno su tibieza.

Bien sabes que la vida es variopinta,
que la verdad no excluye a la rareza,
que escoge su color solo el que pinta.

17/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Esperando tu ausencia

Esperando tu ausencia

En este aparentar lo que no has sido,
ganaste posición, sacaste brillo.
Has dicho sin pensar a que has venido…
a erigirte de todos el caudillo.

Es este atardecer de donde se ha ido
la luz del Sol, con su color membrillo,
para dejarte aquello que no has sido,
hombre capaz, mas si un ilustre pillo.

Nadie tendrás que avale tu presencia,
tu soledad la abona tu porfía,
premio será de ti esperar tu ausencia.

Quizás mañana algunos de alegría
brinden por ti, por tu falsa existencia,
al encontrar tu ausencia en cada día.

17/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.