Soneto: La vida no aparenta ser falacia

La vida no aparenta ser falacia

No esperes conseguir ni una gracia,
aquella que conceden a los sabios,
no busques las verdades en los labios,
de aquellos que apadrinan tu desgracia.

La vida no aparenta ser falacia,
la vida va llenando con resabios,
allí donde creciendo están agravios,
allí donde virtud nunca es audacia.

No esperes los pinceles que te eviten,
pintadas discordantes en el muro,
los fríos en venganza no remiten.

Espera a que los odios resuciten,
y el bien no aguantará solo un segundo,
allí donde injusticias se repiten.

15/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Soneto: Visiones

Visiones

No ha de haber quien aplique la censura,
ni ha de haber nada en ella que te valga,
es el hombre una sombra que cabalga,
y a veces es tan solo su locura.

N o vas a ver a nadie que en su altura,
se te parezca a ti y te sobresalga,
ni tan solo verás cuando el Sol salga
ninguna luz que valga en su mesura.

Verás al fin al náufrago en su balsa,
encima la ola, en todo resignado,
como aquel que se cuece en propia salsa.

Verás por fin que aquello que has soñado,
no es más que aquella imagen, fea y falsa,
que el cerebro creó desesperado.

17/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Desprecio

Desprecio

No puedo concebir tu desespero,
ni puedo aconsejarte sobre nada,
a veces las noticias de ti espero.
Presiento como estás, abandonada.

No queda ya más tinta en el tintero,
ni queda mas por ver de tu jugada,
ni queda ya más lumbre en el brasero,
que pueda calentarte la jornada.

Tú quieres que no sea ese primero,
que caiga bien que valga lo que valga,
no todo mides tú en igual rasero.

Tú pones todo el dedo allá en mi llaga,
mas pongo yo en tu ser mi ser primero.
he ignoras que yo soy el que te halaga.

12/1/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Frutos baldíos

Frutos baldíos

Si siembras en la duda la esperanza,
y piensas recoger frutos tardíos,
seguro van a ser frutos vacíos,
aquellos que sopese tu balanza.

Si esperas retener, lo que no alcanza
tu mano, en recoger tus desvaríos,
no pienses van a ser tus desafíos,
un fruto que se estime ,la venganza.

No esperes que tus besos ayer míos,
alegren juventud, sean bonanza,
ahora al parecer se han vuelto fríos.

No esperes con pasión, tanta tardanza
ahora ha de secar, en los baldíos
terrenos de un desierto, la confianza.

11/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: El hombre no se mide por su altura

El hombre no se mide por su altura

No sea que tú pierdas la cordura,
que vendas todo aquello que no es tuyo,
la vida en si es traición, por eso intuyo…
que el hombre no se mide por su altura.

De hierro bien parece la armadura,
de amor parece el verso que construyo,
mas la verdad a veces la detruyo
en cuando lo que escribo se fractura.

El hombre bien se presta a toda usura,
y sabe de rebote lo que pasa,
en cuando ha de abonar cierta factura.
A veces la verdad nos sobrepasa.

A veces nuestro engaño en sí es basura
que se ha ido amontonando sin mesura.

10/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: La despedida

La despedida

En ese día gris yo me despido,
ya se que dejó atrás mil maravillas,
también aquellas cosas mas sencillas,
también la impertinencia y el aullido.

En ese día gris me voy herido,
de muerte, por las más viejas rencillas,
tocado por frustrantes pesadillas.
Hoy ese día gris toma sentido

En ese día gris, son sus cenizas
el lodo más reseco que ha existido,
ungüento de las horas enfermizas.

En ese día gris donde han venido,
las sombras del olvido más plomizas,
les dejo en deuda todo lo bebido.

8/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Vistiendo con armonía de tonos

Vistiendo con armonía de tonos

Te vistes con un toque irreverente,
y aprecias del estilo poca cosa.
No marca su silueta quien no posa,
y viste transparente quien no miente.

Tú sigue como siempre la corriente,
y fluye tan tranquilo, en paz reposa,
contempla ver volar la mariposa,
que viste de colores el ambiente.

Espera ver el tono de la rosa,
observa donde se halla la poesía,
da igual que sea verso o sea prosa.

Espera de la letra la armonía,
que vista con toda honra majestuosa,
el alma del que escribe todavía.

9/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.