Soneto: A cada cerdo le llega su san Martín

A cada cerdo le llega su san Martín

A esos «ilustres valientes»
que llevan toga y sayón;
yo les digo que atención
no se crean diferentes.

Como siempre las serpientes
muerden en toda ocasión;
sin ninguna distinción
quienes son o no influyentes.

Por eso yo les advierto…,
que por mucho que se crean
nunca se está bien cubierto.

A esos «próceres» que ondean
su bandera, en un buen puerto,
serpientes les merodean.

1/2/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Anuncio publicitario

Soneto: La cúspide (versos de Musa)

La cúspide (versos de Musa)

Después de suspirar ya no hay más llantos,
será una bendición del mismo cielo,
cuidar de tus deseos sin recelo
volar dejando atrás mis desencantos.

Después de valorar tantos quebrantos,
no dudo en merecerme ese consuelo;
que da la libertad del propio vuelo,
y alimentar sin duda a tus encantos.

Recojo con fervor tus oraciones,
y mantengo el temor de ser juzgado,
por quienes nunca tienden a razones.

Mas tengo la esperanza en lo alcanzado,
el cenit, esa cúspide de dones,
que tiene aquel que está siempre a tu lado.

29/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: ¿Conocéis a una tal «Justicia»?

¿Conocéis a una tal «Justicia»?

Evita de rogar a la «Justicia»,
no esperes que te haga ningún bien,
pues todo en ella no es una primicia
tiempo ha que por aquí pasó ese tren.

Ya no es hoy tal «Justicia» una novicia,
se dejo su moral en el andén,
su buen nombre mezcló con la codicia,
y su virtud se la vendió también.

No te fíes de esa tal «Justicia»,
le fascina la cubra la lisonja,
es la reina de la misma impudicia.

He de advertir que absorbe cual esponja,
que todo ella la cubre la malicia,
y subasta su género en la lonja.

28/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Quizás habrá un nuevo intento

Quizás habrá un nuevo intento

No es fácil conseguir
todo aquello que no tienes;
¿ Existirá entre tus bienes
un futuro porvenir?

Solo quedan por venir
las falacias, los desdenes,
y fingidos parabienes
que tú podrás recibir.

No tienes porque temer,
en cuando llegue el momento
los vas a reconocer.

Siempre estará el argumento
de que en cada amanecer;
quizás habrá un nuevo intento.

27/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Visiones y profecías

Visiones y profecías

Veremos el transcurrir
de los sueños que no han sido;
veremos quien ha vendido
a su propio porvenir.

Veremos tanto sufrir
no caer en el olvido;
y verás como ha invadido
el presente sin fingir.

No habrá sitio para aquel
en el bote salvavidas;
por hurtar toda la miel.

Se quedará sin salidas,
sin coronarse el laurel,
quien se salto las medidas.

26/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Hilo de seda

Hilo de seda

Hoy redención se busca a los pecados,
no se hallan las posibles soluciones
a aquello no resuelto, las cuestiones
que vagan por la mente en sus brocados.

Mañana pasarán los desbocados
caballos clandestinos, y dragones
escoltarán la marcha de facciones,
jirones de reinados destrozados.

Cogiendo todo irá un significado,
será la Apocalipsis revelada,
pondrá sobre la mesa su legado.

Muy tarde llegaremos, para nada,
temprano creeremos que ha llegado
el día de la última jornada.

25/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Tiempo al tiempo

Tiempo al tiempo

Con el tiempo aceptamos nuestras taras,
brindamos con la copa del vacío,
y vamos lentamente hacia el hastío,
cubriendo con arrugas nuestras caras.

Tenemos las ideas poco claras,
dudamos si el invierno será frío,
regamos un terreno aun hoy baldío,
…no de cerdos y si de hombres hay piaras.

Buscamos el consuelo a un desespero
creado con las sombras del pasado;
rompiendo lo que aun estaba entero.

Sentimos el futuro siempre anclado,
un lastre nos somete, y sin un pero
nuestro ser en el lodo queda obviado.

24/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Buscando…

Buscando…

Buscando la verdad hallé un vacío,
una profundidad incuestionable,
un delirio profundo inevitable,
la cuestión indudable del hastío.

Buscando la razón hallé aquel frío,
la barrera del mal infranqueable,
la desazón sin más de lo improbable,
la total inquietud del desafío.

Que poco ha de quedar de lo que ha sido
el esfuerzo brutal de abrir camino;
y el esfuerzo formal de hacer un nido.

Se agria sin perdón hasta el buen vino,
incluso la moral se ha oscurecido,
y la virtud la hunde el desatino.

23/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: A veces…

A veces…

A veces procuramos ser exactos,
y medimos los pasos que hemos dado,
contamos cuantas caras tiene un dado,
sabiendo a donde llegan nuestros actos.

A veces desdeñamos ciertos pactos,
mas otras descuidamos el pasado.
A veces algún cuadro no hay pintado,
como los hay que son cuadros abstarctos.

Miramos por encima todo aquello
que queda por debajo de nosotros;
sin saber el porqué de todo ello.

Nos ciega del relámpago el destello,
y queremos estar entre vosotros,
los que estáis entre todo lo que es bello.

22/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Paisaje invernal

Paisaje invernal

El viento levantaba
las hojas otoñales;
y el frío cual puñales
en la piel se clavaba.

La escarcha señalaba
el frío en los cristales;
y los peores males
el tiempo los llevaba.

Mas todo parecía
irreal y fantástico;
todo se adormecía.

La luna aparecía
con su tono gris drástico;
en la helada laguna.

21/1/23 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional