Soneto: Una traición en todo refinada (versos de musa)

Una traición en todo refinada (versos de musa)

Siempre los hay dolores que no sienten
su corazón los lleva estando ausente,
no lograrán por muchos que lo intenten
que tal dolor se vaya del presente.

Solo será de aquellos que nos mienten,
la vanidad de su orgullo impotente,
cuando el dolor simulan que no advierten,
no quieren pues ser ellos referente.

Toda virtud figura rebajada;
cuando se fragua de forma consciente
una traición en todo refinada.

Daños de amor no evita aquel que intente,
el perdonar de forma imaginada,
al que cortó la flor de amor creciente.

23/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Fuimos

Fuimos

Qué importa lo que fuimos algún día,
si ahora no nos notan la presencia,
presentes se que estamos en ausencia,
delante del espejo nadie había.

Nos fuimos al final de la agonía,
perdimos del poder toda clemencia,
de la necesidad sale la urgencia,
y con la eternidad nadie confía.

El tiempo dejo atrás tanta inocencia,
la vida se evapora como el agua,
se pierde por igual a la conciencia.

El río da sentido a la piragua,
no todo lo que existe es evidente,
la llama veloz huye de la fragua.

22/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Corrían viejos tiempos

Corrían viejos tiempos

Donde ayer era risa hoy es enredo,
en donde hubo alegría solo hay pena
ya no corre en el río el agua buena,
la sombras cubrirán todo el viñedo.

Ya no mueve el que puede un solo dedo,
tamiza el reloj la propia arena,
mientras se seca la sangre en la vena
renace así el estigma del denuedo.

Corrían otros tiempos cuando todo
era sutil, y el día amanecía
limpio, puro, y aun libre de algún modo.

Corrían viejos tiempos en que había
el agua transparente, sin el lodo,
como un espejo el agua relucía.

22/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Ripio

Ripio

Es fácil sostener solo el principio,
difícil esperar ver el final,
la vida se termina en funeral,
y el verso se termina con un ripio.

El fin va más allá del precipicio,
y aquello que es de origen animal
a Dios pedimos… líbrale del mal.
no sea que por ser sea ficticio.

El agua fluirá por la canal,
y el vino fluirá por el esófago,
todo a veces parece ser normal.

A veces un gusano es solo antófago,
y a veces un gusano es amoral
cuando sencillamente es un necrófago.

21/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Sino

Sino

Lágrimas de temor nos da el destino,
desde el rumor el viento tembloroso,
desde mi dolor que en nada es dudoso,
andando me voy con mi infeliz sino.

Con el placer cercano al desatino,
vuela un corcel ligero y vigoroso,
vuela un papel en modo silencioso,
y un violín va tocando al desafino.

Va la moral cercando al desespero,
y la inquietud la vara del rasero,
¿Quién medirá de uno el propio peso?

¿Quién llenará de tinta mi tintero?
¿Quién tocará la brasa del brasero?
temores hacen de uno el propio preso.

19/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Procura

Procura

Procura no tener viejos temores,
ni alimentar el miedo del destino,
procura sonreír al que no vino
podrás verte a ti mismo en tus albores.

Procura compensar viejos favores,
y alimentarte el alma, peregrino
con el pan que es el cuerpo y con el vino,
que es la sangre divina de las flores.

No vayas más allá de lo posible,
y escucha como el río se extravía,
en ese más allá que es invisible.

Recuerda aquella voz la cual decía:
No vayas más allá de lo admisible,
pues solo vas hallar la hipocresía.

19/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Paseos del más allá

Paseos del más allá

Con cuanta impunidad pasa la sombra,
con esa brevedad la de un segundo,
es el anonimato del que nombra,
la insensible razón del no rotundo.

Fascina de verdad la roja alfombra,
guarda en su faz oculta todo un mundo,
pasa con el pardillo que se asombra,
ver pasear bajo ella un vagabundo.

No siempre es más real lo que se observa,
es la sombra tan solo una reserva,
de aquello lo que fue y es hoy recuerdo.

Deja la desazón que el alma hierva,
deja la sensatez en la reserva
la fe por renacer del moribundo.

18/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Del altruismo al cinismo

Del altruismo al cinismo

¿Quién sobrevivirá más…
el que piensa por si mismo,
o el que piensa en los demás?
¿Será cosa del altruismo?

Es quien huye a todo gas
que se salta el formulismo,
y muchas reglas quizás,
como lo es la del civismo.

Qué fácil es sucumbir
a la opulencia de vida,
que sencillo es decidir.

Que fácil abandonar
si es mala la partida,
del que viene a gobernar.

17/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: Necesidades y necedade

Necesidades y necedades

No necesito lisonjas
hijas de la falsedad,
son como tantas esponjas
insaciables de verdad.

Hay que buscar en las lonjas,
comida, es necesidad,
igual que en las mismas monjas,
lo es también su castidad.

¿Porqué late el corazón?
en conjunto es complicado,
como la misma razón.

El latido ya ha cesado…
y la humana condición,
al fin descansa el cansado.

16/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: A Thánatos

A Thánatos

No vengas a buscarme todavía,
¿Quién está preparado sin saberlo?
…no se yo como tú pudiste hacerlo,
robar un corazón cuando aun latía.

¿Más que llanto… porqué el agua teñía,
con púrpura de estrellas?, debo verlo
este llanto del cielo, y conocerlo
bajo la luz postrera de este día.

La eternidad la llevas al osario,
notamos el silencio de las sombras,
son huesos esas cuentas del rosario.

Guardas polvo de estrellas bajo alfombras,
Thánatos, se que encierra tu breviario
palabras misteriosas que no nombras.

15/6/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional