Soneto: El silencio es el dueño del que calla

El silencio es el dueño del que calla

No reclamo la ayuda del destino,
ni tan solo tener razón espero
no me tachen por ello de cretino,
ni me busquen en mí mi desespero.

Yo me inspiro mas bien en lo divino,
y me aparto del mundo el cual no quiero,
mientras río de un modo repentino
presenciando ese mundo tan fullero.

Voy andando por campos de batalla,
y observo…, que enterrado allí el orgullo,
es lugar donde el hombre da la talla.

El silencio es el dueño del que calla,
mientras se oye de fono algún murmullo,
son las voces de ayer en la batalla.

8/8/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Soneto: En guardia

En guardia

No guardes más rencor del que tú puedas,
ni esperes recompensa merecida,
ni fíes la esperanza en la bebida,
y aguanta bien sereno, nunca cedas.

Vigila al poner palos en las ruedas,
merece una condena bien sabida,
incluso una condena merecida,
no pienses que otra vez vestirás sedas.

Espérate en ganar mayor altura,
mejor habrás de ver el panorama,
mejor vas a entender la coyuntura.

El árbol no se dobla sin la rama,
demuestra lo antes dicho la cordura,
no cuesta hallar el hilo de la trama.

23/3/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional