Soneto: Parte de ti

Parte de ti

Ahora que si sabes porqué existe
aquello que contaba a todas horas,
entenderás por ello mis demoras,
pues soy parte de ti que nunca viste.

Yo se muy bien porqué no me tuviste
con tus amigos, a los que hoy añoras,
más se que bajas tienes hoy tus horas,
y que en la soledad te hundes muy triste.

Ahora ya es muy tarde para verme,
ahora ya es muy tarde para hallarme,
ahora es tarde ya para tenerme.

Perdiste el tiempo tuyo en silenciarme,
mas se que solo a mi debo deberme,
y se que al fin de ti puedo librarme.

8/10/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Anuncios

1858

1858

Mil gritos,
los he contado,
bebo del silencio,
su escacez
que sorbo a sorbo
voy degustando,
me asfixia.
Esta puerta
del mal,
ante la que me encuentro,
sin ti,
es el prefacio de la eternidad
y el punto y final.

8/9/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Sonetos: las miserias

Las miserias

Observo como la elegancia tuya,
arruina a mi presencia miserable,
haciéndome sentir más que culpable,
negándome el derecho al aleluya.

El tiempo espero, para que destruya
la envidia que en ti tí siento imparable,
pasa la vida de forma implacable,
agriando mi sonrisa ahora tuya.

Espero que borradas las soberbias,
andemos por senderos parecidos,
libertos, impolutos de miserias.

Espero que los días mal vividos,
se queden alejados de ambas vidas,
dejando los rencores extinguidos.

17/8/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.