Soneto: El tic-tac del reloj

El tic-tac del reloj

El tiempo que ha pasado no desmiente,
aquello que hemos dado por eterno,
el frío evocador, de un todo yermo,
la vuelta indiscutible del presente.

La niebla cuando flota en el ambiente,
no es más que un simple aviso del invierno.
Tan solo será el brote una vez tierno;
el tiempo se hace viejo de repente.

¿Qué sabe de verdad quien nada siente?
y el que escucha lo da por todo cierto,
y quien mira lo da por transparente.

¿Qué ha de entender un sordo de un concierto?
si es el silencio en él tan evidente,
si el tic-tac del reloj queda cubierto.

8/12/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

659

659

Dispersa la mirada
sobre el negro infinito,
no logro ver el trazo
que muestra al horizonte,
mañana volveré
del silencio nocturno,
y en el amanecer
buscaré, sin descanso,
el limite real
del preciso horizonte.

7/12/17  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

658

658

¿Como puedes vencer
el frío de la noche,
con esa desnudez
que muestra tu nobleza?
poco se ha de notar
ese viento del norte,
que entre la oscuridad
se ha vuelto hoy invisible.
Solo vuela una vez
la alegre mariposa,
sin llegar a saber
que es su vuelo postrero,
pronto terminará,
sobre un olmo desnudo
de un otoño avanzado.

7/12/17  j.ll.folch

Soneto: El devenir

El devenir

Dejaste de pensar, fue la noche cayendo,
dejaste de sufrir, fue la muerte triunfando,
y ahora llorarán aquellos que aun amando,
han llegado hasta ti porque han ido creyendo.

Mas llorarán mañana los que han ido riendo,
y el jarrón retendrá las flores, que secando
han ido a la sazón todo aroma sellando,
en esta habitación en que has ido muriendo.

Mañana han de sonar las campanas del cielo,
mientras levantarán espumas bravos mares,
mañana se alzarán “aleluyas” al vuelo.

Mas hoy se quedarán callados los cantares,
no se levantarán las cabezas del suelo,
hoy se sumergirán en el mar los pesares.

6/12/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: ¿Qué es lo que…?

¿Qué es lo que…?

Que devuelve el espejo sino imagen,
aquella que aparece en propia cara,
aquella que va adjunta a toda tara,
y que otros han de ser la que la halaguen.

¿Qué hará que la mentira se la traguen?
aquellos que la luz no los ampara,
aquello que en razón es cosa rara,
que hará que por desiertos solos vaguen.

Qué hará que ser hereje le haga santo,
y que la bendición le vuelva ilustre,
cubriendo sus temores con su manto.

¿Qué devuelve el espejo? sino hay lustre,
de aquello que perdió su propio encanto,
en cuando la ilusión se vuelve un “frustre”

5/12/17 ju.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Deseos y haberes

Deseos y haberes

Si quieres aceptar el desafío,
de conquistar la cumbre deseada,
no esperes al llegar encontrar nada,
que alivie con calor tu cuerpo frío.

Si quieres refrenar tu desvarío,
atiende sin excusas la llamada,
de aquel que se jugó su todo al nada,
decoro y pundonor por un impío.

A veces nada queda, de lo habido,
que vaya más allá de la ceniza,
por mucho que uno fuese el elegido.

A veces la penumbra se desliza,
por entre la abertura de la herida,
avisa así la muerte al que agoniza.

3/12/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.