Soneto: Fantasías

Fantasías

Te crees que el deber es un estorbo,
que existe solo en el la anomalía,
que nunca se sabrá lo que valía,
el precio del placer ligado al morbo.

Tú sabes que el cristal que es mas bien corvo
fue solo una botella, que en su día
llevaba en su interior tanta alegría,
que alguno fue bebiendo sorbo a sorbo.

Conoces de la fiebre su delirio…
y en el amanecer brilla el tesoro…
las gotas de rocío sobre el lirio.

Mas al atardecer se dará el lloro,
las lágrimas de cera, las de un cirio,
que el llanto en su fundir será incoloro.

10/8/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Anuncios

962 (rima razonada)

962 (rima razonada)

Imita la ilusión
a la intención.

10/8/18  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Mañana tú sabrás…

Mañana tú sabrás…

No notas del error la diferencia,
ni tienes del placer cualquier factura,
mañana tú sabrás de la fractura,
que sufre el que no tiene inteligencia.

Mañana tú sabrás de la exigencia
de aquello que nos da la desmesura.
No aguanta todo el peso la estructura,
ni llega a convencerme tu elocuencia.

Te ha de pesar más tarde, en la conciencia,
aquello que no hiciste con bravura…
-llegar y hacerle frente a la evidencia-

No esperes que de forma prematura
obtengas de este modo la licencia;
para al fin alcanzar mayor altura.

9/7/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: La espera

La espera

Detrás de la verdad penumbra queda,
detrás de la ocasión de ser sincero,
se mueve la pasión, y el desafuero,
y gira la intención junto a la rueda.

No existe comprensión ni estando en veda,
tan duro el hormigón como el acero.
Tú buscas con tesón algún rasero,
yo busco sin cesar vientos de seda.

Me dices que vendrá la primavera,
que pronto estallarán vivos colores,
que el pago es la impaciencia del que espera.

Tan suave es el perfume de las flores;
ficticio el desmentir aun que se quiera,
que el día llevará nuevos albores.

8/7/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.