Soneto: Venus de Urbino

Venus de Urbino

Dejaste de pintar tanta hermosura,
y se perdió en el mundo una alegría,
las notas de una bella partitura,
perdieron los colores su armonía.

Perdiste tanto tiempo en la mesura,
que apenas quedará, de lo que había,
que fuese bello y lleno de frescura,
allí donde hubo siempre la poesía.

Dejaste como siempre, en el olvido,
aquello tan cercano que hace humano,
aquello que da al hombre su sentido.

Y adviertes que el pincel que hay en tu mano,
tan solo se quedó, cuando hubo sido
el alma renacida de Tiziano.

14/7/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.