1095

1095

No esperes socavar
mis convicciones,
se encarga siempre de ello
quien tú sabes…
ese mismo azar
hijo de la evidencia.

31/12/18  j.ll.folch (feliz  nuevo)

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Anuncios

Soneto: El árbol del jardín

El árbol del jardín

Esperas coronar las altas cimas,
esperas tener horas del presente,
pues siempre fuiste ejemplo del ausente,
por mucho que hoy excusas aquí esgrimas.

Yo se de ti lo mucho que te estimas,
vagando está tu sombra penitente,
buscando va un lugar, ya que presiente
que hay otras preferencias que tu primas.

Conozco yo de ti cualquier detalle,
y se que plantarás cualquier simiente,
donde la primavera justo estalle.

Quien diga lo contrario se que miente,
sin duda eres el dueño de la calle,
el árbol del jardín más resistente.

30/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Cambios

Cambios

Presiento que caerá más de una estrella,
que el cielo quedará solo y vacío,
que el agua que llevó siglos el río,
no habrá de quedar de ella ni una huella.

Sospechas hay que aquella que fue bella,
muy pronto ha de tener su propio hastío,
la vida es sobretodo desafío,
que a veces suele ser banal querella.

Aquello que ayer fue tuyo, hoy es mío,
podría ser mañana de otra gente,
cuando es la libertad libre albedrío.

Hay algo que se palpa en el ambiente,
lo que era ayer caliente hoy está frío,
y lo que era aplazable hoy es urgente.

30/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Esa eterna verdad

Esa eterna verdad

Cuando el tiempo transcurra sin que cuente,
dentro de las trincheras del vencido,
no conocerás el nombre del que ha ido
en pos la noche larga y su relente.

Allí donde lo cierto es recurrente,
allí donde termina lo que ha sido,
allí has de hallar aquello que es sabido,
esa eterna verdad, la del presente.

No esperes escuchar ningún latido,
el tiempo habrá de ser el gran ausente,
no hallar es la respuesta a lo perdido.

Verás flotar ahora en el ambiente,
estelas infinitas del olvido,
solo falsos deseos del que miente.

30/12/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.