Soneto: El señuelo

El señuelo

Por fin cayó la sombra desde el cielo,
encima de la estepa calcinada,
¿Porqué quebrantó el prójimo el anhelo
de aquellos que tuvieron poco o nada?

Mañana ha de arrastrar el mundo el duelo,
de cuanto todo el hombre en el degrada,
mañana picarán en el anzuelo,
los peces que escaparon de la riada.

Y cuando se estremezca todo el suelo,
el hombre temblará por tal llegada,
objeto vendrá a ser de su señuelo.

Objeto del desdén, obra trucada,
de aquellos que siguiendo su modelo,
son víctimas al fin de su pisada.

21/10/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Soneto: Percepciones

Percepciones

Ahora que el sosiego ha vuelto a casa,
y en el jardín florece la mimosa,
ahora que un suspiro nos reposa,
la aguja del reloj ya no retrasa.

El humo nos advierte que habrá brasa,
el verso es más intenso que la prosa,
da vuelo de color la mariposa,
y el arco iris al cielo sobrepasa.

Mañana quedará tan solo el hueso,
de quien solo una vez fue verdadero,
quedando descartado del regreso.

Ahora que el mañana está al rasero,
y el alma se alimenta del deceso,
la llave se extravió junto al llavero.

20/7/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

634

634

Faltan los invitados,
la mesa ya dispuesta
queda disimulada
entre sombras de mayo;
las que le presta un olmo
tan viejo como el tiempo.
Entre silencios, voces
cada vez más cercanas
indican el fin de la espera.

18/10/17  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.