Soneto: Tu aureola

Tu aureola

Predicas la verdad con tu prudencia,
cuando la vanidad viaja tan sola,
cuando sobre la arena está la ola,
cuando la soledad es indulgencia.

Mide tu vaguedad, tu indiferencia,
exige condición al que controla.
Más aun prosigue el brillo en tu aureola,
que muestra ese carácter en tu ausencia.

No puedes tú cambiar rojo por verde,
ni puedes esperar que la amapola,
toda tu admiración de ti recuerde.

Aun quedará en el aire tu cabriola,
cuando todo tu aroma en el se pierda,
cuando encierra la mar la caracola.

22/2/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Soneto: Dibujo con la pluma

Dibujo con la pluma

Dibujo con la pluma viejos signos,
las viejas expresiones, las que incitan
a ver esa verdad, de los que habitan
en mágicos lugares tan benignos.

Dibujo con la pluma los indignos
espacios de exclusión, donde dormitan
aquellos que sus versos no recitan,
pues temen no ser ellos los más dignos.

Dibujo viejas letras con la pluma,
por ver si de repente resucitan,
aquellos que durmiendo nos visitan,
en medio del silencio y de la bruma.

No siempre son las flores que marchitan,
las que a sus funerales nos invitan.

22/2/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

Soneto: Sin importancia

Sin importancia

No pienses por pensar que eres tú solo,
el que debiera ser tan solo oído,
tú sabes que tan solo es el olvido,
que puede eliminar el protocolo.

Tú sabes que habrá de ser el vitriolo,
el que corroa aquello que hubo sido,
pecado original de algún sentido,
cual mota de polvillo en alveolo.

Que pronto que han pasado los que han sido,
doctores de las leyes tan humanas,
que nunca estropearon a un ungido.

Que sordas van sonando las campanas,
que advierten que al final han conseguido,
meterte más edad todas tus canas.

21/2/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Observa

Observa

Recoge aquellos frutos que merecen
del árbol de la vida ser cogidos;
y piensa que tú estás entre elegidos,
allí por donde las delicias crecen.

Si aguardas podrás ver como se mecen
las hojas, que cayendo en los olvidos
capricho son, de vientos removidos…
antojos del azar, al que obedecen.

Hoy has de ver pasar a los vencidos,
por donde ayer pasaron los laureles;
triunfantes, victoriosos, aplaudidos.

Observa y podrás ver a los pinceles,
pintar la sombra a todos los caídos,
que ayer saboreaban dulces mieles.

21/2/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.