695

695

Levantaba las hojas
el viento,
quedaba a la vista,
bajo mis pies,
una mirada ciega,
imperturbable,
como si quisiera
no expresar;
nada del presente.

16/1/18  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

 

 

 

Anuncios

Soneto: La vida no aparenta ser falacia

La vida no aparenta ser falacia

No esperes conseguir ni una gracia,
aquella que conceden a los sabios,
no busques las verdades en los labios,
de aquellos que apadrinan tu desgracia.

La vida no aparenta ser falacia,
la vida va llenando con resabios,
allí donde creciendo están agravios,
allí donde virtud nunca es audacia.

No esperes los pinceles que te eviten,
pintadas discordantes en el muro,
los fríos en venganza no remiten.

Espera a que los odios resuciten,
y el bien no aguantará solo un segundo,
allí donde injusticias se repiten.

15/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Visiones

Visiones

No ha de haber quien aplique la censura,
ni ha de haber nada en ella que te valga,
es el hombre una sombra que cabalga,
y a veces es tan solo su locura.

N o vas a ver a nadie que en su altura,
se te parezca a ti y te sobresalga,
ni tan solo verás cuando el Sol salga
ninguna luz que valga en su mesura.

Verás al fin al náufrago en su balsa,
encima la ola, en todo resignado,
como aquel que se cuece en propia salsa.

Verás por fin que aquello que has soñado,
no es más que aquella imagen, fea y falsa,
que el cerebro creó desesperado.

17/1/18 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Desprecio

Desprecio

No puedo concebir tu desespero,
ni puedo aconsejarte sobre nada,
a veces las noticias de ti espero.
Presiento como estás, abandonada.

No queda ya más tinta en el tintero,
ni queda mas por ver de tu jugada,
ni queda ya más lumbre en el brasero,
que pueda calentarte la jornada.

Tú quieres que no sea ese primero,
que caiga bien que valga lo que valga,
no todo mides tú en igual rasero.

Tú pones todo el dedo allá en mi llaga,
mas pongo yo en tu ser mi ser primero.
he ignoras que yo soy el que te halaga.

12/1/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.