Soneto: ¿Qué te extraña?

¿Qué te extraña?

No esperes que la gloria te acompañe,
sin que la brasa salga del brasero;
tú sabes que jamás es el primero,
aquel que de los dioses cielo arañe.

No puedes evitar, que ello te extrañe,
que se halle en la medida a otro rasero,
que mida como agranda el agujero,
por donde se enriquece quien engaña.

Mañana se sabrá que en toda España,
no siempre alumbra el Sol a todo el mundo,
tan solo alumbra a aquel que a otro empaña.

Mañana has de saber que aquí es fecundo,
aquello que a escondidas bien amaña,
aquel que de esta tierra sea oriundo.

27/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Dejando mella

Dejando mella

¿Qué agua beberás que no sea aquella,
la que emborrache peces de colores?
¿Qué estrellas no verás en sus albores
que marquen la negrura con su huella?

Mañana… tú sabrás que la más bella,
es quien te va negando sus favores.
Tan solo se le hacen los honores,
a aquel que es vencedor en la querella.

Mas hoy la dignidad está a deshora,
y un “mantra” que tres veces se repite,
es cual siembra que se ha hecho con demora.

Tú sabes que no habrá nada que evite,
al preguntarse siempre por quien llora,
si será por no estar en el convite.

27/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Tu error

Tu error

Fuiste a venderte el tiempo sin saberlo,
a la evidencia abstracta de la nada,
al canto de sirena, a su llamada,
ante ese poder ser y jamás serlo.

¿Quién puede que su error al conocerlo
resista al vendaval, a su andanada,
y en aparente paz, cada jornada,
pueda en su mundo interno sostenerlo?

Ahora que tú sabes que no hay nada,
oculto tras tu espejo el cual refleja
al eco que responde a tu llamada.

Ahora que la duda se despeja,
que la mentira queda arrinconada,
sabrás de la verdad porque se queja.

22/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Soneto: Deudas

Deudas

Las deudas que tú tienes jamás pagas,
son deudas que da el juego del azar,
mañana no tendrás con que soñar,
ni solo comprender porque divagas.

A veces solo son causa de llagas,
las cosas que has dejado de explicar,
y expías tu dolor, ante el altar,
con tus plegarias fáciles y vagas.

Jamás vas a poder, con lo que ganas,
tener una alegría que contar,
ni solo mantener tus flores sanas.

Tú nunca has de poder alimentar
las flores del jardín, verlas ufanas…
pues solo regarás con tu llorar.

20/6/17 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

629

629

Los años pasarán
con sus días alegres
y sus días de luto,
como el sol de verano
y el gris y triste otoño;
las hojas cambiarán
desde un verde esperanza
a un ocre ya caduco,
lentamente caerán,
como caen las lágrimas,
de aquel que para siempre
ya se va despidiendo.

19/6/17  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.