Soneto: Sobre de la piedra el eterno escrito

Sobre de la piedra el eterno escrito

Falta la certeza, se ahoga el delito,
sobra la mentira, clama el inocente,
sobre la incerteza se levanta el mito,
bajo la sequía se muere la fuente.

Sobre de la piedra lo eterno se ha escrito,
sobre el horizonte vaga el sol ardiente,
vaga en el desierto solo aquel proscrito,
nos deja el vacío la mente silente.

No pide permiso quien es insolente,
ni pidió perdón el que engendró el delito,
tan solo confiesa quien no es resistente.

Se escuchó un rumor, no alcanzó a ser un grito
se excusa la parca de aquello evidente
que todo se acaba lo dice lo escrito.

16/5/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Anuncios

1380 Alegrías

1380 Alegrías

La suerte del acusado
se sabrá tirando el dado.

19/5/19  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Desde la alta almena

Desde la alta almena

Oigo tu palabra falta de criterio,
y oigo algunas voces que son elocuencia,
miro las almenas, y desde tu ausencia
resurge tu sombra que avala el misterio.

Oigo de tus labios solo el improperio,
y muestra tu rostro tanta suficiencia,
que juro enseñarte fatal consecuencia,
que aporta la lacra que da el vituperio.

Quien abra la puerta, la del cementerio
quien abra la caja, sin mas de Pandora…
¿Podrá terminar por saber lo que es serio?

Tú sabes muy bien que ya pasó tu hora
que pagas la deuda con tu cautiverio,
desde la alta almena no verás la aurora.

16/5/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Potaje

Potaje

Por más estará quien va prohibiendo,
por menos estará quien va escuchando,
a aquellos que sabiendo van cantado,
y los que menos son van escupiendo.

No creas que por poco yo me ofendo,
no creas que por poco voy soñando,
presiento como tantos que jugando,
no notan que en el juego van perdiendo.

Hay veces que se muere en el intento,
y hay otras que se gana descansando,
y hay más que solo son sordo lamento.

Hay veces que se sufre al ir pensando,
y hay otras que mirando al firmamento,
se logra poco a poco ir avanzando.

16/5/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.