Soneto: “Incompletencias”

“Incompletencias”

De un beso, una ilusión, una alegría
y una cierta inquietud, una incerteza,
como el temor a más de una impureza,
una duda de quien se desconfía.

Un deseo de aquel que sonreía,
y el honor tuvo quien en su proeza,
al despertar dejo a uno que aun bosteza,
que pasase su tiempo el cual fundía.

Desespera el que espera, es cosa cierta,
y el que duerme aun ignora la gotera,
y la puerta que está más que entreabierta.

Mas siempre la impostura está soltera,
y la incerteza acierta estando alerta.
Por ver queda que cosa está aun entera.

29/12/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Previamente

Previamente

¿Qué solución acude a nuestra mente,
si sin querer hay veces que se olvida,
el porqué no se halla la salida,
y ante ello nos rendimos de repente?

El buscar no nos basta, tristemente
conocemos aquel que dilapida
la herencia de su vida, sin medida,
y se queja algo más tarde impotente.

Confunde el escuchar falsos discursos,
no aportan para nada soluciones,
allí donde jamás hubo recursos.

Se sabe que en muy pocas ocasiones,
se ganan de repente los concursos;
tomemos previamente las lecciones.

27/12/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: Desacierto

Desacierto

No está todo lo dicho en el escrito,
ni toda la verdad queda desnuda,
mas siempre la serpiente la piel muda,
está ello más allá de todo rito.

Mas debo de callar, y así me evito
sembrar, y cultivar aun mayor duda,
de aquello que se escucha, sin que acuda
alguno a socorrer al que dió un grito

No siempre la leyenda solo es mito,
ni toda la evidencia es ciencia vieja,
ni todo en la receta está prescrito.

La nota discordante del concierto,
la escucha solo aquel que tras la reja,
pagando va del juez su desacierto.

26/12/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Soneto: A veces el silencio es el que grita

A veces el silencio es el que grita

No toda la palabra queda escrita,
tampoco la promesa está cumplida,
la sombra de tu nombre está esculpida
sobre una losa que nadie visita.

A veces el silencio es el que grita,
y el paso de los años son medida,
del precio por pagar de despedida,
el cual por más querer nadie lo evita.

No siempre cada letra está en su punto,
tampoco cada huella está testada,
observa cada parte del conjunto.

¿Qué será lo que llega de la nada?
…la callada presencia del difunto,
y los restos del fin de la jornada.

25/12/20 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.