6501 Devocionario CLXXXIV

CLXXXIV
«…Y sin embargo se mueve»
dijo el sabio con razón,
y en la santa inquisición
no es evidente si llueve.

31/3/21 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional



Anuncio publicitario

Sonbeto: Sin dudas

Sin dudas

Cuando el destello de la luz florece,
y tras la espera nace la esperanza,
es tiempo ya de que alguna alabanza,
surja de labios de aquel que enmudece.

Cuando la sombra con la luz decrece,
y el tiempo en el reloj también avanza,
es menester que haya la confianza,
apuntalando la ilusión que crece.

Por mantenerse erguido frente a todo,
y sin dudar está aquel que merece
tener entre los dignos acomodo.

Si con el tiempo es la voz que enrarece,
basta intentar llegar de cualquier modo
a razonar, del porque se entristece.

30/3/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional



Soneto: Observaciones y anotaciones

Observaciones y anotaciones

Observa como corre la gacela,
y vuela el gavilán en libertad,
también nada en delfín sin ansiedad,
y el viento empuja el barco por la vela.

Procura que no quede la secuela
que deja la peor enfermedad,
la envidia, que corroe la bondad
de aquel que no aparece en la novela.

No existe para muchos la ocasión,
de verse reflejados en la escena,
que pocos hay enfrente del talón.

No todos aprovechan ir a escuela,
y luego nunca encuentran la razón,
el que da ese saber es que consuela.

30/3/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional



Soneto: Decadente

Decadente

Crea el deseo vanas veleidades,
y la desidia no oye la llamada
de la razón, que acaba amortajada
en un rincón junto a las cosas vanas.

Van con el tiempo arrugas y más canas,
las alegrías quedan en la nada,
ya no se escucha el río, no hay cascada,
no hay cantos de sirenas ni de ranas.

Se vestirán de luto bellas damas,
cuando la vejez nido haga en sus caras,
si ayer placer dolor hoy en sus camas.

No se verán las gracias, si las taras,
se secarán los frutos en las ramas,
y en los caminos se ajarán las jaras.

29/3/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional