Soneto: El último aroma

El último aroma

Aun en el rosal la rosa está presente,
y una abeja fiel al vuelo la vigila.
Que próximo el invierno el cuchillo afila,
y lento el color se va volviendo ausente

bajo las hojas víctimas del relente.
Desnudos guardan aun los olmos la fila,
deja su sombra su presencia tranquila.
Se irá el otoño que vino lentamente,

pardos y ocres que amigos son del silente,
se rendirán al níveo y al más blanco beso.
El fuego del hogar lentamente siente,

aquel que del invierno esperó el regreso.
La rosa del rosal deja en el ambiente
a su postrer aroma en el frío impreso.

22/10/14 j.ll.folch
Licencia Creative Commons
El último aroma por j.ll.folch se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://jllopart.wordpress.com/2014/10/22/soneto-el-ultimo-aroma/.

2 pensamientos en “Soneto: El último aroma

  1. La rosa se resiste a dejar su reinado resplandeciente. Las hojas del manto otoñal la dejan sola allí en lo alto y resiste y resiste, mas el fuerte oraje la va despojando de corolas que despide con lágrimas de primavera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.