Soneto: Notas

Notas

Tan cerca el horizonte en el espejo,
tan frágil el cristal que lo refleja,
la libertad al roce de la reja,
viendo pasar un fúnebre cortejo.

Es así que el azar se tornó viejo
dirigiendo los pasos que coteja;
cercanos al abismo de la queja,,
lejanos a la luz del catalejo.

La esclavitud se ha de medir a peso,
la libertad se ha de medir a metros,
y la verdad frunciendo el entrecejo.

La eternidad va más allá del hueso,
la autoridad encerrada en los cetros,
y la verdad escrita está con yeso.

24/6/19  j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.