Soneto: La morada

La morada

Sentado en el portal de mi morada,
alerta estoy por si llega un carruaje,
la soledad me llena de coraje,
de un vacío vecino de la nada.

En día y hora y fecha señalada,
ha de llegar «ligero de equipaje»
aquel que no le queda más paisaje,
que el congelado en su última mirada.

«Volverán las oscuras golondrinas,
en tu balcón sus nidos a colgar»
te honrarán con amargas golosinas.

Mañana, podrás ver tras esperar,
como cae la fruta, las endrinas,
en el patio trasero de tu hogar.

24/8/19 j.ll.folch

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

6 pensamientos en “Soneto: La morada

  1. Pingback: Soneto: La morada — jllopart – MomentosPress

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.