Soneto: De santos sin soldados

De santos sin soldados

Un viejo en un rincón rompiendo hormas,
y un joven navegando a la deriva,
no hay flor que sin regarla crezca y viva,
ni modo de guardar sin más las formas.

El charlatán predica unas reformas,
mientras el vendaval el fuego aviva,
el vividor cualquier problema esquiva,
pasando por encima de las normas.

Aviso de tragedia, de inmediato
resurge la sordera de unos cuantos;
resulta de escucharlo un tanto ingrato.

Un viejo en un rincón guardando llantos,
y un joven naufragando con recato,
engrosando la lista de los santos.

19/1/22 j.ll.folch

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

2 pensamientos en “Soneto: De santos sin soldados

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.