Soneto: Paz otoñal

Paz otoñal

Que atardecer se escapa entre las horas,
y en el caer la tarde el sol se posa,
vuela de incógnito una mariposa
entre las lindas flores seductoras.

¿Qué anochecer no viene con demoras?,
paz otoñal el tiempo allí reposa,
en el jardín de la postrera rosa,
entre siluetas de hadas tentadoras.

Basta esperar en ver la nueva aurora,
y recordar los días del pasado,
para escribir el sueño hora tras hora.

Hay que vivir, dejar justo de lado
el devenir, aquel que nos ignora,
para escribir un cuento ilusionado.

25/5/22 j.ll.folch

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.